Profesor de religión “apadrinó” a alumna de 12 años para abusar y violarla

 

El docente con regalos se ganó la confianza de la familia y de la menor para llevarla a su casa y someterla a acto sexuales. Incluso la filmaba con su celular y con el de la niña.

CURICO. – Fotografías y videos almacenados en el teléfono celular de una pequeña de solo 12 años de edad dejaron al descubierto los abusos sexuales y violaciones de las que venía siendo víctima la menor, protagonizados estos hechos por un profesor que hasta el año pasado realizaba clases de religión y folclor en una escuela rural de Molina.

Fue la hermana mayor de la niña quien revisando el celular móvil de la víctima ubicó imágenes de alto contenido sexual en la que la menor era sometida a tocaciones y sexo oral, entre otras aberraciones, según explicó el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y a menores (Brisexme), comisario Hernán Mora, de la Policía de Investigaciones de Curicó.

De Religión y folclor

Hasta el año pasado el profesor, de 45 años de edad, identificado como Rubén Muñoz Llancafil realizaba clases en un establecimiento del sector Tres Esquina de Molina, abordando las asignaturas de folclor y principalmente de religión, a través de las cuales logró una cercanía mayor con la pequeña que cursaba el sexto año básico.

Este sujeto, “en su calidad de profesor entabló una cercanía con la niña, apadrinándola y proveyéndola de dinero, vestimentas, y útiles escolares lo que le permitió ganarse la confianza de los padres, quienes posteriormente accedieron a que esta menor lo visitara constantemente, y en ese contexto es que el sujeto comenzó a seducir a la menor”, añadió el jefe policial.

Familia vulnerable

Sostuvo que por medio de estas maniobras, ya ganada la confianza, el profesor “comienza a acariciar a la menor, besándola, simulando el acto sexual, y obligarla a practicarle sexo oral”, lo que se encuentra tipificado como violación y abusos reiterados”, más aún porque los hechos se venían produciéndose hace unos 4 meses, desde noviembre a febrero reciente.

En este contexto el sujeto, muy conocido en Molina por su vinculación a la iglesia, al coro del adulto mayor, y a otros establecimientos educacionales de esa ciudad, lograba que la menor acudiera a su domicilio, para allí pasar tardes enteras, disfrutando de un mejor entorno, considerando que la familia de la niña pertenece a un segmento de vulnerabilidad social y económica.

Una relación

Por su parte el fiscal (s) de Molina, Gonzalo Lanza, explicó que todo comienza “con algunas dádivas, de prendas de vestir, útiles escolares y mercadería para la casa, y luego dinero. Él se separa de su mujer a raíz y al parecer por lo que sentía por esta niña, y comienza a hacer más frecuentes las visitas, y la madre a autorizar para que la niña pudiera salir”.

“De esta forma en el domicilio y cuando se encontraban solos tenían estos encuentros de carácter sexual. Esto se descubre a raíz de una visita de la hermana mayor al domicilio de la hermana menor quien no estaba y los ve llegar en un auto y se da cuenta de que existe una relación amorosa porque se besaban, abrazaban y tocaban”, agrega el fiscal (s).

Todo esto, hasta que “un día la hermana para enviar unos mensajes le pide el celular (a la niña) y se da cuenta que en el WhatsApp de ella con el profesor tenían fotos como posturas y explicitas relaciones sexuales”, acotó el profesional de la fiscalía quien ayer solicitó se aplicara la prisión preventiva contra el docente, lo que fue acogido por el Tribunal de garantía de Molina.

Mientras el sujeto fue enviado a la cárcel, el tribunal determinó disponer un plazo de 4 meses para la correspondiente investigación.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *