Policía trabaja sobre cadáveres encontrados en Los Queñes y Molina

 

CURICO. – El hallazgo de dos cuerpos sin vida, uno en Los Queñes, y luego otro Molina, mantiene movilizados a los funcionarios de la Brigada de Homicidios (BH), perteneciente a la Policía de Investigaciones de Curicó, no descartando en el segundo de los casos, que la persona fallecida pueda corresponder al trabajador municipal que precisamente ayer cumplió un mes en calidad de desaparecido.

El primero de estos hechos se produjo en la tarde-noche del jueves, en una zona ribereña de la localidad precordillerana de Los Queñes, comuna de Romeral, frente al camino Frutillar en un sector conocido como la Piedra del Milico, hasta donde concurrieron dos personas con la finalidad de pescar en el Rio Claro. Fue allí donde advirtieron de la presencia del cuerpo sin vida, por lo que alertaron del hallazgo a carabineros del lugar.

El jefe de la BH, perteneciente a la Policía de Investigaciones de Curicó, comisario Richard Escobar al constituirse en el lugar indicó que presumiblemente esta persona haya desconocido las características agrestes del sector y haya caído desde una altura cercana a los 10 metros resultando con lesiones graves, numerosas fracturas, lo que finalmente le causaron la muerte, sin que pudiera pedir ayuda debido a la distante del sector.

Añadió el jefe policial, que se iniciaron diversas diligencias para conocer la identidad del fallecido, precisando que corresponde a un hombre de unos 49 años de edad, identificado como como Sandro Gómez Lates, domiciliado en Santiago, pero que desde algunos meses se había radicado en Los Queñes.

En Molina

En tanto, pasado el mediodía de ayer los funcionarios de la Brigada Homicidios debieron esta vez trasladarse hasta un sector correspondiente al fundo El Huerto de Molina, situado en las cercanías del hospital y en medio de viñedos, donde fue ubicado, en un canal de regadío el cuerpo sin vida de un hombre, de uno 50 años de edad, quien no portaba documentación que permitiese su identificación.

Sobre esto último Richard Escobar indicó que además es complejo entregar una identidad “ya que el cuerpo sin vida presenta avanzado estado de descomposición, y también importante deterioro a causa del accionar de roedores”. En todo caso algunas autoridades municipales se adelantaron a afirmar que se trataba del trabajador municipal de Molina, conocido como El Beto, quien ayer cumplió un mes desde que se le vio por última vez.

Escobar precisó que deben desarrollarse diversas diligencias para confirmar o descartar esta posibilidad.

 

 

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *