Aplausos para presunto “secuestrador” y pifias para abuelos de la niña en Licantén

 

Dos audiencias, una de ellas que se prolongó hasta anoche, entregaron nuevos antecedentes de los hechos de febrero pasado, en torno a la menor de 11 años, también de sus abuelos y familia, formalizados ayer por tráfico de marihuana y cocaína.

CURICO.- Las miradas el viernes nuevamente se posaron sobre la comuna de Licantén, específicamente sobre el tribunal de garantía de esa comuna, donde hasta anoche, se desarrollaron las audiencias de re formalización y formalización respectivamente, sobre los sujetos que de una forma u otra han estado vinculados a la sustracción de una menor de 11 años de edad en febrero pasado: primero contra el presunto sustractor de la niña, y luego contra 7 familiares de la escolar, estos últimos quienes traficaban drogas en la zona.

La expectación en la comunidad licantenina se tomó el entorno del tribunal, en donde primero se desarrolló la audiencia de formalización de cargos criminales sobre José Navarro Labbé, sujeto de 31 años de edad, quien en febrero huyó con la niña de 11 años, desde El Quemen, desatándose una frenética búsqueda que dio con la menor sana y salva. Por estos hechos, en aquella ocasión, el individuo fue formalizado por los delitos de sustracción de menores y lesiones, por lo que fue puesto en prisión preventiva en Rancagua.

Aplausos

El viernes, Navarro con grilletes en sus pies y manos, al bajar desde el carro de Gendarmería fue aplaudido por los vecinos del sector que estaba en los alrededores del juzgado, incluso algunas personas le gritaba: ¡te creemos José!. Una vez al interior el fiscal regional Mauricio Richards formalizó un tercer ilícito, presunto abuso sexual, que el sujeto habría cometido “durante ese periodo” en que estuvo con la menor.

Para fundamentar esta afirmación el fiscal planteó un informe “científico” en torno a restos biológicos, semen, que habrían sido ubicados en las vestimentas de la niña, que fueron sometidos a análisis químicos por parte de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la Policial de Investigaciones de Santiago. El abogado defensor, Jorge Arroyo, por su parte refutó lo anterior señalando que “la menor jamás fue abusada, y así queda claro en todos sus testimonios”.

Entregará su versión

Sobre el peritaje químico, el abogado añadió “que esto es discutible”, y “que es posible enfrentarlo con otro peritaje, un metaperitaje”,  precisando que esta investigación, por este delito está recién comenzando. Sostuvo además “que vamos a pedir la reconstitución de escena que es vital para este defensor, para desvirtuar la participación de José Navarro en estos delitos que están siendo investigados”.

De paso indicó que se ha fijado una nueva audiencia, el próximo viernes a las 12:00 horas, para que Navarro Labbé entregue testimonio, su versión de los hechos de febrero pasado, y su huida con la niña. “En esa audiencia pediremos la revisión de la medida cautelar de prisión preventiva”, y eventualmente pedir que sea cambiada por una menos gravosa, como arresto domiciliario total, y arresto nocturno, acotó.

José Navarro una vez sacado del tribunal, fue despedido por aplausos y gritos de apoyo, siendo devuelto a un centro penal en Rancagua en donde se mantendrá en prisión preventiva.

Los abuelos

Luego, arribaron al tribunal, también engrillados, los abuelos, tíos y primos de la niña de 11 años, quienes fueron recibidos por pifias y abucheos. Con la llegada se inició una larga audiencia que se extendió hasta anoche, en que la fiscalía expuso extensamente los antecedentes, audios de escuchas telefónicas, y fotografías que acreditaban que estas 7 personas – 4 hombres y 3 mujeres- venían desarrollando tráfico y microtrafico de marihuana y clorhidrato de cocaína, en Iloca, El Quemen, y otros puntos de la zona costera.

Recordar que José Navarro ha insistido que en febrero “se llevó” a la niña porque estaba en riesgo en casa de su familia, de sus abuelos, y que habría sido la pequeña quien le pidió “sácame de aquí” presuntamente a causa del complejo circulo en que estaba, en medio de droga y el tráfico de esta.

En prisión

De hecho al momento de ser detenidos el martes reciente, a ambos abuelos, y el resto del clan se les ubicó cerca de 9 kilos de marihuana elaborada, y una importante cantidad de dosis de Clorhidrato de cocaína, ubicadas en 4 domicilios de El Quelmen e Iloca. Anoche la audiencia se extendió más de lo esperado, ya que 2 de las 3 mujeres decidieron colaborar con la investigación, entregando antecedentes del tráfico y microtrafico de drogas en que estaba este clan familiar

Finalmente el juez Marcial Taborga, decretó prisión preventiva para 4 de los imputados, es decir, para el abuelo y la abuela de la menor, para un hijo de estos, y para otro integrante del grupo. Asimismo se decretó arresto domiciliario para las dos mujeres que colaboraron con su testimonio en esta audiencia, y para otro de los sujetos de la banda.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *