Violenta pelea en domicilio de Lontué termina con nuevo femicidio en la región

 

Años de violencia intrafamiliar culminaron ayer en forma sangrienta con la muerte de la mujer, y el agresor en grave estado al intentar suicidarse. Con este, suman tres casos Femicidas en la región durante el 2018, y el número 39 a nivel país.

MOLINA. – Un domicilio perteneciente a la villa Santa Amalia de Lontué, en la comuna de Molina, se constituyó en la madrugada de ayer en escenario de un nuevo hecho Femicida, el tercero en la región del Maule en lo que va corrido este año, el cual terminó con la vida de una mujer, madre de 3 hijos. En tanto el autor del crimen, el esposo, intentó suicidarse y se mantiene en grave estado en el hospital de Curicó.

Este sangriento episodio llegó a dar trágico final a años de violencia en los que estaba sumida una familia del pasaje 5, en villa Santa Emilia, compuesta por Juan Arturo Gallegos Ganga (38) y Rita Fidelina Machuca Ramírez (35), quienes tenían hijos de 21, 13 y 5 años de edad. Los golpes y los gritos se repetían cada cierto tiempo, por lo que la situación insostenible terminó por llegar hasta Tribunales de Molina.

Hostigando

Esta instancia había decretado una acción cautelar contra el sujeto, de alejamiento de su esposa, medida que según el fiscal Gonzalo Lanza aun estaba vigente. Pese a la orden judicial Juan Arturo Gallegos de igual forma seguía hostigando a su esposa e hijas menores (5 y 13 años), tanto así que el 08 de diciembre reciente fue detenido por violencia intrafamiliar, lo que dejó en evidencia el riesgo en que estaban Rita Machuca y las niñas.

En la madrugada de ayer la tranquilidad de la villa Santa Amalia, en la localidad de Lontué fue rota abruptamente. Los vecinos nuevamente escucharon gritos, esta vez de las pequeñas que pedían ayuda, por lo que de inmediato a eso de las 04:30 horas los pobladores alertaron a carabineros que rápidamente concurrió al domicilio; sin embargo, ya era demasiado tarde, al descubrir el cuerpo sin vida de Rita Machuca, y agonizante de Juan Gallegos.

Fatal

En el inmueble, en la cocina, había detonado una pelea que culminó cuando Gallegos atacó a su esposa con un filoso cuchillo, asestándole 9 estocadas, en el cuello principalmente, que terminaron por costarle la vida a la mujer, que a esa hora se prepara para ir a trabajar en la cosecha de arándanos. En tanto y en los segundos posteriores el femicida se autoinfirió puñadas en la región toráxica, y un profundo corte a la altura de la garganta que lo dejó con lesiones de gravedad por lo que fue derivado al hospital de Curicó.

El fiscal de Molina, Gonzalo Lanza pasado el mediodía concurrió hasta el centro asistencial, junto a la magistrada (s) María Alejandra Orellana, y al abogado defensor penal público, Esteban Arévalo, para el desarrollo de la audiencia de control de la detención. En esta se determinó la ampliación  de la detención por tres días, esa decir hasta el martes, a la espera de diligencias, peritajes, y la recuperación del sujeto, quien está fuera de riego.

Tercero y 39

En las afueras del recinto asistencial también se apersonó Sara Rivera, represente de la ONG “Séptima región sin violencia intrafamiliar”, quien manifestó que esto “es la muestra que los protocolo de seguridad paras víctimas de violencia intrafamiliar están mal ejecutados, y no están dando resultados, y aquí está el ejemplo”.

La Seremi de la mujer y equidad de género, Andrea Obrador, se mostró profundamente consternada por este hecho: “Es el tercer caso que tenemos en la región, y el 39 en el país, lo que nos señala que debemos seguir trabajando aún más en esta materia, en terminar con la violencia en la familia, con la violencia contra la mujer, en terminar con estos casos que no afecta a solo un grupo de personas, a una familia sino que nos afecta a todos”, precisó.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *