Banda nacional de robo y blanqueamiento de vehículos tenia sucursal en Curicó: tres detenidos   

 

Las diligencias de la PDI comenzaron en Valdivia y se extendieron hacia comunas como Puente Alto, San Bernardo en la región metropolitana, y a ciudades como Chillán y Curicó

CURICO. – Luego de diligencias en diversos puntos del país la Policía de Investigaciones (PDI) desbarató una banda nacional que se dedicaba al robo de vehículos, los cuales luego eran vendidos “a pedido”, tras ser blanqueados por medio de la documentación de móviles fuera de circulación a causa de accidentes de tránsito. Las acciones han permitido la detención de 10 integrantes de esta pandilla, 3 de los cuales corresponden a Curicó.

Desde hace un tiempo que la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) de Valdivia venía desarrollando peritajes tras una serie de sustracciones de vehículos, principalmente de alta gama y 4×4. Ello derivó en el seguimiento de las huellas e información de inteligencia, que llevaron a extender las diligencias hacia comunas como Puente Alto y San Bernardo en la región metropolitana, y hasta ciudades como Chillan y Curicó.

En Curicó

Las acciones de la policía lograron determinar que la banda actuaba en estos lugares, desde donde trasladaban los vehículos robados hacia talleres habilitados como “chapas” y en ellos desarrollar los “blanqueamientos” de los automóviles, camionetas, y jeep, para luego venderlos. Para esto último se hacían de la documentación de vehículos de similares características, pero que estuviesen fuera de circulación.

Uno de estos talleres de “blanqueamiento” funcionaba en el sector rural de Los Guindos, en la parte norte de Curicó, y otro en Yungay, centro de la ciudad donde la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM), logró la recuperación de 4 vehículos, junto a la detención de 3 sujetos, todos ellos de aproximadamente 40 años de edad, integrantes de la banda, según explicó la jefa de esta unidad especializada de la PDI, comisario Karen Berguer

Delitos

Sostuvo la oficial que, a los detenidos, que el miércoles pasaron a manos del tribunal de garantía de Valdivia, “se les atribuye la participación en un total de 47 delitos, como receptación, falsificación, adulteración de documentos, de números de chasis, y en suma de asociación ilícita al participar como integrantes de una banda”. Otros 7 delincuentes de la pandilla fueron detenidos en otros puntos del país, especialmente en Valdivia y la región metropolitana.

Contó Karen Berguer que, para blanquear la documentación de los vehículos robados, la banda delictual adquiría móviles chocados, aparcados habitualmente en talleres municipales o desechados por sus propietarios para asignar los documentos de estos a los móviles sustraídos. Sostuvo que esta banda habría logrado dividendos por más de 500 millones de pesos.

En prision

En cuanto a los vehículos recuperados, indicó la comisario de la PDI de Curicó, que se está investigando la procedencia, como asimismo si hay otras personas que fueron afectadas por este tipo de delitos, por ejemplo, en la compraventa de repuestos que pudieran pertenecer a móviles robados.

Dos de los detenidos en Curicó fueron sometidos a prisión preventiva mientras sigue adelante la correspondiente investigación, mientras que el tercer sujeto quedó bajo medidas cautelares alternativas. Las diligencias de la PDI en Curicó y Valdivia en todo caso continúan, no descartando nuevos resultados.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *