Cae peligrosa banda que recorría el centro sur del país asaltando y robando

 

Los delincuentes solo en el último tiempo actuaron en a lo menos 10 delitos, incluso en el baleo a una persona, que confundieron con el integrante de una banda rival.

CURICO.- Con detenciones en Osorno y Chillán, más allanamientos de domicilios en Molina y Curicó, la Policía de Investigaciones (PDI) de esta ciudad logró desbaratar una peligrosa banda de delincuentes dedicada al robo, de distinto tipo, en diferentes ciudades de la zona centro sur del país. Además había participado en el asaltos, intento de robo contra un cajero automático, y protagonizado una balacera en la parte poniente de Curicó.

Fue la Brigada Antinarcóticos de la PDI que inició la diligencia en un foco de tráfico de droga, la que pronto continuaría hacia la investigación de una seguidilla de robos y asaltos, en los que participaban los mismos sujetos, integrantes de esta banda. Estos, corresponden a sujetos de edades que fluctúan entre los 25 y 35 años, domiciliados 5 de ellos en Curicó, uno en Molina, y otro actualmente en prisión preventiva, en la cárcel.

Recorrido

El fiscal Rodrigo Pizarro, de la unidad SACFI (Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativo) indicó que las acciones, entre ellas escuchas telefónicas y seguimientos permitió establecer que los “individuos se dedicaban a una amplia gama de robos, como con intimidación, con violencia, con sorpresa, cometiéndolos en distintas ciudades de la sexta y séptima regiones, como San Fernando, Curicó, Talca, Linares, entre otras”.

El profesional del Ministerio Público calificó como de alta peligrosidad a esta pandilla, y ejemplo de ello es que a inicios de marzo reciente en el sector Bombero Garrido de Curicó participaron “en un homicidio frustrado, luego que atacaran equivocadamente a un vecino del lugar, con 6 ,7 tiros, y erróneamente porque pensaban que estaban frente a un integrante de una banda de Santiago, de una banda rival”.

Organizador

El fiscal indicó que en Osorno ayer fueron detenidos 5 de los hampones, uno en Chillán, mientras que un séptimo se encuentra en el centro penal de Curicó, este último quien habría actuado como líder del grupo, o a lo menos como organizador de los robos o asaltos. Sostuvo que al ser capturados se incautaron diversas especies para cometer los delitos como máscaras, guantes, pasamontañas, elementos para oxicortes, inhibidores de señal telefónica, miguelitos y armas de fuego.

Los delincuentes prácticamente todos los días cometían un delito, logrando ser constatados más de 10 hechos, como un asalto a un servicentro de la avenida Alessandri de Curicó,  el robo a la biblioteca de esta ciudad, un atraco en Sagrada Familia, además de sustracciones de vehículos en distintas ciudades. De estos últimos se recuperó un jeep modelo Santa Fe, que había sido robado en Talca, “y otros vehículos, estos sujetos lo chocaron, o los volcaban”.

Armados

Esto fue corroborado por el jefe de la PDI de Curicó, Subprefecto Ricardo Castro quien indicó que se saca de circulación una peligrosa organización dedicada al delito, la que era seguida desde varios meses estableciéndose su participación en varios hechos. En estos, los sujetos actuaban con armas de fantasía, pero que fueron acondicionadas para el ataque, llamando la atención un fusil de alto calibre y tres pistolas con sus respectivos cargadores.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *