A pedazos se cayó tesis del secuestro en “caso Maritza”: confesó que era un invento

citada a declarar en Curicó. Joven rauquina de 25 años de edad en Antofagasta fue entrevistada por investigadores durante 4 horas aproximadamente. En su testimonio reconoció que había inventado el rapto

CURICO.- A pedazos cayó la tesis de un supuesto secuestro, en torno a la desaparición protagonizada desde el jueves y hasta el domingo reciente por la joven rauquina Maritza Andrea Bravo Loyola, de 25 años de edad. Ella, el martes reciente y en declaración ante la policía -proceso que se prolongó por cerca de 4 horas- presentó contradicciones en torno a su primera versión, confesando que no había habido rapto.

Tras la desaparición surgió una frenética búsqueda, y también varias tesis en torno a lo que pudo haber ocurrido en esa madrugada, luego que Maritza sale de su turno de noche, desde una frutícola en el sector poniente de Curicó, y enfila en su moto tipo scotter hacia su domicilio en la comuna de Rauco. Es cuando había avanzado cerca de 2 kilómetros y medio que se comenzó a tejer su mentira.

80 horas

Esto porque en el kilómetro uno de la ruta J-640 que comunica a Tutuquén con el camino a Rauco es ubicada solo su motocicleta, el casco, las llaves del vehículo y una manilla dañada con pequeños rastros de sangre. Solo el domingo, a más de mil 300 kilómetros de distancia, en Mejillones, región de Antofagasta se logra dar con  el paradero de la joven, luego de más 80 horas de búsqueda.

“Lo único que se acuerda es que quedó en panne en su motocicleta y que la abordaron en un automóvil, la subieron, la habrían drogado, porque le hicieron consumir pastillas. No sabe cómo llegó hasta Mejillones”, señalaron los cercanos de la joven, entre ellos su primo Maximiliano Valdés, al comentar la primera versión que ella en el norte entregó a la policía.

Desmoronarse

Para los investigadores esta tesis comenzó a desmoronarse el mismo jueves en la mañana, “luego que lográramos posicionarla a eso de las 08:30 horas en un cajero automático retirando dinero en Santiago”, dijo a diario El Centro el jefe de la PDI de Curicó, Subprefecto Ricardo Castro.

Fuentes cercanas a la policía de Curicó entregaban otro antecedente que contradice la primera versión, y es que la moto no presentaría falla mecánica, a lo menos no visible, como habría afirmado Maritza.

Reserva

En Antofagasta, la policía y fiscalía ratificaron ayer que se ha decretado reserva en el caso, no obstante trascendió que en las declaraciones de la joven, en 4 horas de preguntas y respuestas, surgieron contradicciones, y luego la dura verdad.

El canal Mega informó que la joven el jueves en la mañana habría procedido a tomar un bus  hasta Santiago; en el trayecto se corta el cabello, cambia de ropa; una vez en el terminal san Borja gira dinero en un cajero automático, para nuevamente abordar otro bus, con destino a Calama.

Agrega el informe que una vez en esa ciudad se aloja en una residencial; el día domingo en la mañana continua viaje a Antofagasta. Ahí adquiere medicamentos en una farmacia, los consume, además se a auto inferirse lesiones, para luego en taxi colectivo acudir a la Gruta en Mejillones donde es encontrada por una mujer que dio aviso a Carabineros, en la tarde noche de esa jornada dominical.

Sin desmentido

La fiscalía en Curicó no ha desmentido esta versión, tampoco la Policía, organismos que han mantenido hermético silencio. Por su parte la madre de Maritza, con apoyo de la fiscalía regional del Maule, viajó el martes hasta Antofagasta para traer consigo a la joven, señalándose que este jueves estaría citada a declarar ante los organismos investigadores, y allí esclarecer el porqué de su desaparecimiento.

“No se descarta que haya sido para evadirse de sus problemas familiares, laborales, y de pareja”, dijeron fuentes confiables

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *