Preocupación por pacientes en camillas que esperan en los pasillos de la unidad urgencia


En el centro asistencial se reconoce la situación, la que se da en especial en invierno por el aumento de atenciones por enfermedades respiratorias, descartando en todo caso que se trate de un colapso del sistema hospitalario, o de la atención de urgencia.

CURICO. – Por una compleja espera han debido cruzar los pacientes que en los últimos días han acudido al servicio de urgencia, perteneciente al hospital de Curicó, luego que tras recibir un primer diagnóstico son llevados hasta los pasillos del sector para allí aguardar varias horas a una atención medica mayor. Incluso algunos señalan que han permanecido más de un día, a la espera de ser llevados a zona de internación.

Desde el fin de semana la situación comenzó a ser dada a conocer por pacientes en el recinto asistencial, utilizando redes sociales, en que se plantea la espera de atención, por varias horas en sillas de ruedas o camillas, situadas en el pasillo, de personas enfermas, incluso víctimas de accidentes de tránsito, o que requerían una derivación hacia un centro de mayor especialización, como hacia el hospital de Talca.

Triste situación

Uno de familiares de pacientes que esperaron, y quien pidió reserva de su identidad, precisó que el lunes había llegado con su padre, adulto mayor, debiendo esperar largamente en una silla de ruedas en los pasillos. “Es una situación, muy triste, inhumana, injusta para las personas que han trabajado toda una vida, que en este caso han sufrido un accidente cerebro vascular, y que deben esperar en un pasillo 12, 14 horas para acceder a una camilla”.

Sostuvo que a su juicio es el minuto que las autoridades adopten medidas  y que no sea tomado como una situación normal. Reiteró que incluso es “inhumano” para los familiares que acompañan en la espera a los pacientes, y deben hacerlo “sentados en el suelo, o de pie por muchas horas, hasta lograr una cama, es triste e inhumano y sobre lo cual la autoridad que corresponda, el ministerio debe hacer algo para que esto no siga ocurriendo”, afirmó.

No antojadizo

Sobre lo anterior, el jefe de la unidad de urgencias, Eduardo Gatica indicó que efectivamente es una situación que se está registrando, y que se da especialmente en invierno cuando además aumentan las atenciones por enfermedades respiratorias, con todo lo cual, “inevitablemente caemos en que transitoriamente se copa la capacidad de hospitalizados, y eso se debe a que todos los casos son aceptados y se les busca la mejor solución en el momento”.

Argumentó que los casos en los pasillos no se deben “a un criterio antojadizo”, sino más bien a decisiones médicas en torno la gravedad del paciente y a la capacidad física de camas de la unidad. “Los casos más graves se van movilizando más rápidos que otros y a todos se les va dando una atención oportuna, a lo que se suma la red – con los hospitales de Teno y Molina- la que está funcionando, con los casos de menor gravedad”.

Colapso

El profesional descartó que exista un colapso en el servicio: “Yo hablaría de colapso si es que dejáramos en algún minuto de atender a las personas”, y eso no ha ocurrido dijo Gatica, precisando que prácticamente “toda la carga y sobrecarga es absorbida en la urgencia, ya que si vemos al resto del hospital no vemos gente en los pasillos, la gente está en condiciones de comodidad adecuada, y es porque urgencia asume la responsabilidad de recibir todo tipo de casos, buscando la forma de atenderlos a todos, sin rechazar atenciones”, acotó.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *