Tomas de la carretera y lacrimógenas distancian a carabineros y al municipio local

Alcalde insiste que procedimiento de carabineros en la ruta hace que desmanes se trasladen a la alameda y centro de la ciudad. La policía respondió que el “protocolo” es el mismo de siempre para este tipo de escenarios.

CURICO.- Sin bien uno de los objetivos de la reunión, eventualmente era aunar criterios en torno a la forma de enfrentar los incidentes, como los registrados en la semana pasada en esta ciudad, finalmente quedó claro que se mantienen las distancias entre carabineros y el municipio local, en torno a la metodología en que la policía uniformada dispersa las tomas de la carretera, que a juicio del alcalde hace que los desmanes se tomen el centro de Curicó.

En la gobernación provincial se reunieron, el gobernador Roberto González, el prefecto de carabineros, coronel Aldo Borroni; el comandante de bomberos Luciano Moraga, y el alcalde Javier Muñoz, este último quien la semana pasada, y también ayer, planteó su crítica hacia los uniformado, por un supuesto “cambio de procedimiento” para enfrentar las sucesivas tomas de la carretera 5 sur, frente a Curicó, y la interrupción del tránsito.

A la ciudad

El jefe comunal manifestó que por este cambio de procedimiento se lograba despejar la carretera, sin embargo un grupo de sujetos que abandonaba la ruta, optaba por trasladarse hacia el centro de ciudad, generando desmanes, destrucción y enfrentamientos con los carabineros. Sobre la ocurrencia de estos, “creemos que una de la razones, que nosotros atribuimos, es que se ha traslado el foco, los enfrentamientos, hacia el interior de la ciudad”, afirmó.

“Yo de verdad prefiero mantener la carretera cortada a que se generen este tipo de situaciones al interior de la ciudad”, agregó Muñoz, precisando que “el sábado vimos como la alameda se llenaba de bombas lacrimógenas, durante el día, y esa preocupación la tengo que manifestar”. Sostuvo que “justifica” que “es mejor manifestarse en la carretera – con la respectiva toma de ruta- que al interior de la ciudad”, reiteró.

Lacrimógenas

En tanto el Coronel de carabineros, Aldo Borroni enumeró que desde el pasado fin de semana del 19-20 de octubre “llevamos más de 30 eventos con daños a locales comerciales, la municipalidad, supermercados, intentos de saqueos, utilización de (bombas) molotov, que son daños que producen cuando pasa esta turba – desde la carretera hacia la alameda- lanzando piedras, caigan donde caigan”.

Contó que “el protocolo es el mismo”, es decir cuando la manifestación corta la carretera se realizan las acciones para restituir el tránsito, lo que es aprovechado por “el lumpen que se mezcla con la gente que está en la alameda, y nosotros usamos (al respecto) la herramientas que la ley nos entrega, y estas son, primero,  avisarle 3 veces a la gente que vamos a proceder, y luego debemos seguir avanzando” usando lacrimógenas de ser necesario.

Única herramienta.

Borroni reconoció que “hay gente que se ve afectada por las lacrimógenas, es obvio, porque estamos en un procedimiento, frente a una turba de 100 sujetos que lo único que pretenden es tratar de agredir a un carabinero, y dañar, destruir todo a su paso”, comprometiéndose el oficial  “a analizar el uso de este gas, vamos a tratar de reducirlo, pero entendamos que es la única herramienta que a nuestra institución nos entrega la ley”, aseveró.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *