Llegó fiscalización “on line” para buses y minibuses que toman pasajeros en lugares no aptos

“Uno de los objetivos del plan, es que 6 u 8 carabineros que habitualmente desarrollan la fiscalización (en la calle) puedan ser redestinados a otras labores, por ejemplo al combate del delito”, dijo la Gobernadora Macarena Pons.

CURICO.- La fiscalización que desarrollaba carabineros en forma presencial a conductores de buses y microbuses, por captar pasajeros en lugares no habilitados, comenzó desde ayer, principalmente en el centro de Curicó a realizarse con metodología on line. Esto quiere decir que el monitoreo se desarrollará a través de las cámaras de seguridad, mientras que el parte por la infracción será enviado, empadronado, al domicilio del infractor.

El sistema fue presentado en la Central de monitoreo, ubicada en la prefectura de carabineros de esta ciudad, por la Gobernadora Macarena Pons y el subprefecto, Teniente Coronel Juan Ulloa, quienes explicaron que la iniciativa tiene dos objetivos centrales. Uno de ellos atacar los grados de congestión que genera la locomoción colectiva al detenerse a captar o dejar pasajeros en puntos no dispuesto para ello, por ejemplo a metros del rodoviario local.

Carabineros

“El otro objetivo, es además liberar de esta función, a 6 u 8 carabineros que habitualmente desarrollan la fiscalización para que puedan ser redestinados a otras labores, por ejemplo en el combate al delito, o de apoyo ante situaciones de emergencia”, explicó la Gobernadora Pons, añadiendo que este proceso de fiscalización rigurosa comenzó la semana pasada en forma presencial, y que tras las coordinaciones continuará, desde ya en forma remota.

La autoridad agregó que la idea es que el sistema se implemente en “cada lugar en que se posea la tecnología adecuada para ello, es decir la cámara en la vía púbica conectada a un sistema de monitoreo, desde donde las imágenes con la infracción serán derivadas por carabineros al correspondiente juzgado. Sostuvo que inicialmente, además de Curicó esta metodología podría quedar en operaciones en Molina, Teno, y Licantén.

Tribunales

El comandante Ulloa complementó lo anterior señalando que la idea es prevenir una serie de situaciones, entre ellas, las congestiones que se registran, y eventuales accidentes de pasajeros que suben a buses o minibuses en marcha, o en dobles filas. “Es la comunidad la que gana con este tipo de iniciativas, porque la idea es prevenir, no es de cursar el parte, sino evitar la infracción, y evitar un accidente”, afirmó.

El oficial explicó que “ya se ha coordinado con tribunales para que carabineros detecte la infracción, la certifique, más la fotografía respectiva, todo lo cual se remite al juzgado de policial local, desde donde se enviará una citación al infractor, a través del denominado parte empadronado”, dijo Ulloa, quien de paso recordó que una infracción de estas características significa una multa, “mínimo de 50 mil pesos, mínimo”, aseguró.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *