Independiente Sanatorio levantó la Copa regional de Campeones

SAGRADA FAMILIA.– “La tercera es la vencida”, dicen, y para el elenco de Independiente Sanatorio nada podía presagiar que esta sería la oportunidad de levantar por primera vez una “Copa de Campeones”, pues en dos finales consecutivas tuvieron que conformarse con tan solo mirar el trofeo. Esta vez la suerte estaba a favor de los dueños de casa puesto que en el cotejo de ida las acciones quedaron en blanco.

El estadio municipal de Sagrada Familia, ayer estaba hasta el tope de hinchas que acudieron en masa para ver un milagro y alentar al equipo que por tercer año llegaba a una final de ANFA.

Los invitados como el intendente Pablo Milad, el alcalde Martín Arriagada junto al presidente de ANFA Iván Muñoz, en la zona VIP estaban instalados para presenciar este espectáculo.

A la hora programada pasadito de las 15,00 horas, el árbitro Carlos Valderrama, junto a los asistentes de cancha, Ricardo Gutiérrez y Wilson Navarro, más el cuarto árbitro Sergio Henríquez, pusieron el esférico a rodar por la alfombra verde. Tanto Sanatorio como los Diablos Rojos, comenzaron a presionar desde el primer minuto las llegadas al arco. Ambos cuadros demostraron buen juego y tenencia con el balón en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En el complemento, el jugador de los Diablos Rojos Tristán Tapia, lanza un tiro libre que se anticipa a cabecear el balón  Miguel Ayala para sorprender al golero Alex Herrera para poner el 0-1 a favor de los forasteros (22 minutos). Sin embargo, Sanatorio en ningún momento sintió el gol porque se fue con todo tratando de emparejar el marcador consiguiéndolo a los 34 minutos con un impecable gol de José Herrera para igual 1-1.

Cuando ambas hinchadas pensaban en los penales para resolver el pleito, una jugada de laboratorio de Sanatorio cuando el partido se iba, la cabeza bendita de José Herrera para enviar el balón a la esquina del arco y desatar la algarabía en el estadio, un minuto y medio de juego más y a festejar Independiente Sanatorio que vence por 2-1 a los Diablos Rojos.

Todo el equipo de Sanatorio se instala frente a la barra para comenzar los festejos, emoción, felicidad, alegría por ganar la Copa de Campeones, en la serie de Honor, Trofeo “Carlos Bernal Silva-ANFA” 2018.

REACCIONES

El alcalde de Sagrada Familia, Martín Arriagada feliz por sus deportistas dijo que “definitivamente la tercera fue la vencida. Estamos felices por este triunfo”, mencionó.

Independiente Sanatorio perdió dos finales frente al Arturo Prat de Hualañé y ante Constitución FC.

El técnico Ramón Ortiz, dijo que este triunfo está dedicado al kinesiólogo que falleció y que fue un excelente profesional con el equipo. También muy emocionado el goleador José Herrera, tomando a su hijo en los brazos, señaló estar muy emocionado y entre lágrimas de felicidad agregó también que este logro es para el recordado profesional.

fuente: Diario La Prensa

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *