Delincuentes con pintura logran anular cámara de seguridad en el centro de Curicó

 

CURICO.- Sorprendidos estaban comerciantes y peatones que en la mañana de ayer se desenvolvían en el centro de la ciudad, luego de observar que una cámara de teleprotección, ubicada a más de 10 metros de altura, había sido anulada por delincuentes, esparciendo sobre su superficie una buena cantidad de pintura, presumiblemente con la intención  de cometer algún delito en las cercanías.

Los peatones aun no salían de su asombro, debido a que los antisociales se las ingeniaron para llegar a esa cámara de captación  de imágenes, ubicada en la esquina de las calles Prat y Peña, la que es monitoreada por personal municipal en una central instalada en la prefectura de carabineros de esta ciudad. Desde fuentes cercanas a esta sala se conoció que el ataque al instrumental se produjo a eso las 22:00 del lunes.

Según las últimas imágenes captadas por la cámara, el ataque no duró más allá de 30 segundos, no lográndose percibir de cuantos sujetos actuaron, ni la forma en que llegaron al domo del equipo ubicado a unos 10 u 11 metros de altura. Por ello esta mañana el debate era en torno a cómo los delincuentes cubrieron con pintura el instrumental.

Nelson Reyes, dirigente de los comerciantes ambulantes indicó que pudiera tratarse de hampones avezados en el escalamiento, “los gatos como se les conoce, aunque no descarta que hayan usado un rodillo y un madero para llegar desde abajo hasta la cámara”. No muy lejos de allí una cortina metálica de un local intentó ser vulnerada, ubicándose restos de la misma pintura en las afueras del inmueble.

Ayer funcionarios del municipio limpiaron el dispositivo para dejarlo nuevamente en operaciones, mientras que comerciantes reclamaron por escasa presencia policial en el lugar.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *