La salud municipal en paro por “compromisos incumplidos, acoso y maltrato”

 

Los centros de salud de la red municipal mostraban sus puertas cerradas, en protesta por situaciones que se enmarcan en tres ejes,  los que abordan temas económicos y laborales.

CURICO.- Decenas de personas que acudieron hasta las postas y Cesfam de la comuna de Curicó se encontraron con que las puertas de estos centros de salud estaban cerradas, a causa de la paralización de actividades iniciada por los funcionarios del sector. El motivo principal, argumentaron los manifestantes, es que no se habrían cumplido compromisos del alcalde y de la dirección comunal de salud, además eventuales acosos sufridos por los trabajadores.

El paro de los funcionarios reunidos en los gremios Afusam, Aprodap, y Afutram, había sido anunciado en la semana anterior a través de comunicados, en que se convoca “al Alcalde de Curicó y al Director Comunal de Salud cumplan con los compromisos adquiridos con los trabajadores los cuales se vienen arrastrando desde el año 2016”, agregando que “no queremos que sigan existiendo sueldos injustificados y asignaciones sólo a un grupo selecto.

Maltrato

Asimismo AFUSAM  expresó que “como Asociación repudiamos el acoso laboral hacia los trabajadores/as al interior de algunos CESFAM de la comuna, ya que el costo de una buena atención no puede ser a punta del maltrato, amenazas o descalificaciones a los funcionarios”. A la vez este gremio pidió que “todas aquellas asignaciones aprobadas por el Concejo Municipal se entreguen con justicia y con la mayor objetividad posible”.

Luego que el viernes en torno a estos puntos, entre otros, no se llegara a acuerdo, los funcionarios de la salud municipal paralizaron y luego salieron a la calle, hasta la plaza de armas, donde emulando a los chaquetas amarillas de Francia, pero esta vez de verde, expresaron que hay temas que se registran, y que requieren ser solucionados, en el ámbito económico, y también en lo laboral, explicó la presidenta de Afusam, Karen Muñoz

Politiquería

Sobre lo económico la dirigente señaló que el alcalde en el 2015 suscribió un protocolo de acuerdo,” en que se comprometía a incrementar las remuneraciones en 40 mil pesos, parcelados en 3 años, y hoy a la fecha el alcalde nos adeuda 20 mil pesos, míseros 20 mil pesos”, dijo Muñoz, agregando que además hay un tema de fondo, “en que queremos que los recursos se administren bien y que no haya más esta politiquería como hoy”.

“En concreto las peticiones están centradas en 3 ejes: el primero que ver con conducción del departamento, el otro tema está relacionado con el acoso laboral y el maltrato, y el tercer tema es que se nos cancele lo adeudado desde hace tres años”, acotó la Presidenta comunal de Afusam.

Reunión

Las relaciones entre los funcionarios y el municipio habían estado tensamente tranquilas, luego que desde hace un año se iniciara un trabajo del departamento de Salud para bajar un déficit de mil 500 millones de pesos, el que descendió a aproximadamente 500 millones, proceso en que hubo un ajuste de cinturón, por ejemplo en el pago de horas extras. En los funcionarios hoy se alega que hay “sueldos que se pagan injustificadamente”, indicaron.

Ambas partes ayer se sentaron a conversar en una reunión, que se prolongó hasta tarde para definir acercamientos.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *